EN BUSCA DE LA FELICIDAD: OIR BIEN

Cuidar de nuestra audición es imprescindible para tener una vida más activa y feliz. Perder audición nos lleva a vivir en un mundo más callado y silencioso e irremediablemente seremos más propensos a aislarnos y a sufrir depresión.

 

Al preguntarnos cuál es la causa de nuestra felicidad pocos de nosotros responderemos: oír bien.

Si nos paramos a pensar, las relaciones con nuestros seres queridos, conversaciones divertidas con amigos, sentirse animado para compartir eventos con ellos, escuchar música relajante o ir al cine, son cosas que nos hacen felices, pero que, si nuestra audición falla no podemos disfrutar de la misma manera. Es cuando empezamos a sentirnos incomodos o incluso evitamos estos momentos, quedando poco a poco apartados de nuestro entorno y privándonos de aquellos instantes que tanta felicidad nos dan.

Diversos estudios demuestran la conexión directa con la pérdida auditiva no tratada y los problemas de salud mental, por ejemplo, depresión o ansiedad.

Cuando realmente somos conscientes de que padecemos algún problema auditivo que nos impide escuchar correctamente, apreciamos más si cabe cuán importante es oír bien en una sociedad repleta de estímulos sonoros.

Sin embargo, es muy común que las personas que padezcan pérdida auditiva no lo quieran aceptar, siendo motivo de vergüenza, escondiendo su problema. Estas personas a menudo escuchan, pero no entienden y eso deriva en su gran mayoría en aislamiento social y frustración, desarrollando un carácter agrio o desagradable a modo de defensa ante ese problema de audición sin tratar.

 

Afortunadamente, existen muchas maneras de ayudar a las personas que padecen pérdida de audición. Aunque en muy pocos casos se pueda mejorar esta situación a través de medicación o una intervención quirúrgica, la mayoría de pacientes mejoran sustancialmente y revierten esta situación mediante la adaptación de audífonos.

Cuando finalmente nuestros pacientes son conscientes de las repercusiones negativas de una pérdida auditiva sin tratar, y dan el paso de visitarnos, ya han solucionado gran parte del problema.

En nuestro gabinete, el audio protesista nos realizará una prueba completa de audición la cual nos desvelará cuales son las posibles soluciones. Hay tantas perdidas auditivas distintas como personas, según los resultados, presentará varias soluciones y nos explicará cada una con todo detalle hasta realizar la elección de la más apropiada según el caso y nuestras expectativas en cuanto a tecnología, estética y necesidades futuras.

El primer paso para ser feliz es reconocer el problema y dejarse ayudar por un equipo humano, profesional y con experiencia.

Aumenta la utilización de Audífonos en Europa

La utilización de audífonos en Europa ha aumentado considerablemente entre 2009 y 2021.

 

La tasa de personas con pérdida de audición que han decidido poner remedio profesional a su problema de audición, ha aumentado en estos últimos años una media de 11,8%, un crecimiento exponencial que pone de manifiesto, que cada vez más personas con problemas auditivos están concienciadas y deciden atajar el problema de raíz. Estos son los hallazgos de una comparación de estudios EuroTrak en varios países de la Unión Europea.

 

Utilización de audífonos

 

Los estudios realizados por EuroTrakc también resaltan que la cantidad de personas con pérdida auditiva que utilizan audífonos en ambos oídos ha aumentado del 55% al 69%, al igual que el tiempo que tardan los usuarios en sustituir sus audífonos también ha descendido considerablemente, donde más en Alemania seguidos de Reino Unido.

Otro de los resultados a destacar de este estudio, es la incidencia de los problemas auditivos en personas jóvenes, la cual arrojaba un 12,5%, lo que nos vuelve a recordar que la pérdida de audición no es solo cosa de las personas de cierta edad si no que los problemas auditivos pueden aparecer a cualquier edad.

 

Más hallazgos

 

En las encuestas realizadas se destacan otros hallazgos. La satisfacción con las funcionalidades de los audífonos aumento un 7% y la satisfacción con el rendimiento de los audífonos aumentó un 4%.

Las personas con pérdida auditiva, que usan una adaptación binaural (es decir, en ambos oídos), están más satisfechas que las que solo usan audífonos en un oído, además de llevar puestos los audífonos más horas al día.

Los usuarios de audífonos sienten menos cansancio en las últimas horas del día, si los comparamos con las personas con pérdida auditiva que no utilizan audífonos. También existen indicios de menor incidencia de depresión y mejor memoria en comparación a los no usuarios.

Y para concluir el estudio revela que el 89% de los usuarios de audífonos con trabajo, encuentran la utilización de audífonos una ayuda indispensable en su puesto de trabajo.

 

Con estos datos, solo podemos concluir que cada vez más personas con falta de audición o problemas auditivos recurren a la solución más efectiva, la utilización de audífonos. Por otra parte, destacamos los avances tecnológicos y estéticos en los audífonos, lo que los convierten en la opción más recomendable. En Auditec ofrecemos pruebas de audífonos y uno de los estudios auditivos más completos e innovadores del momento, no dejes pasar tus problemas de salud y acude a un profesional.

 

 

Acúfenos y su tratamiento

Los Acúfenos o también conocidos por su término anglosajón Tinnitus, es un sonido constante en forma de ruido o zumbido en los oídos que solo quien lo padece puede oír.

Este es un problema que sufre alrededor de un 20% de la población, y en la gran mayoría de casos ocasiona insomnio, estrés y depresión entre otros. Las causas son variadas, las más comunes son la exposición prolongada a ruidos muy fuertes, el estrés, efectos secundarios de algunos medicamentos o lesiones en el cuello y la cabeza son algunos de los que podríamos destacar.

Posibles tratamientos

Los Acúfenos no tienen cura, pero si existen terapias multidisciplinares, que se ha comprobado que mejora la calidad de vida de los afectados. Su tratamiento no es estándar, y puede variar según el paciente y el tipo de acúfeno que tenga.

Uno de los tratamientos más demandados y efectivos en nuestro gabinete es el que combina una terapia psicológica, fisioterapia y una adaptación audio protésica.

La terapia cognitivoconductual psicológica se desarrolló originalmente como un tratamiento para la depresión y luego, también se utilizó para la ansiedad, el insomnio y el dolor crónico. Es una forma de tratamiento que consta de relajación, reorganización de pensamientos y uso de situaciones desafiantes para mejorar la actitud del paciente hacia los acufenos. Esta terapia combinada con el trabajo de un fisioterapeuta puede ayudar bastante a alejar al estrés, la ansiedad o la depresión.

Por otra parte, al adaptar al paciente con audífonos tenemos la opción de aplicar un sonido enmascarante, como el sonido del mar o sonidos en diferentes bandas de frecuencia, que desvíe la atención del cerebro y deje de escuchar en gran parte el sonido del acúfeno. En el caso de que el paciente no presente pérdida auditiva, igualmente puede beneficiarse de este tratamiento innovador, ya que, no solo nos limitamos a tratar la pérdida de audición, si no también, problemas relacionados con la audición en general.

 

Obviamente y como en toda dolencia o enfermedad, el estilo de vida y la alimentación es de gran importancia. No tomar cafeína, nicotina, reducir el consumo de alcohol, controlar el estrés, hacer deporte y llevar una dieta equilibrada contribuyen a que la situación no empeore.

 

Soluciones profesionales

Como expertos en audición desde Auditec te recomendamos que acudas siempre a personal cualificado y con experiencia para tratar tu problema de acúfenos o acúfenos combinados con pérdida auditiva. El diagnostico precoz, es como siempre, lo más efectivo a la hora de poder abordar este tipo de problemas.

 

La Salud Mental Importa

El deterioro cognitivo y la salud mental están directamente relacionado con la pérdida de audición

Después de más de un año de pandemia, los cierres y las restricciones por coronavirus han puesto presión sobre la salud mental de muchas personas y todos hemos experimentado la pandemia de una forma diferente. Ahora, más que nunca, nuestra salud mental importa.

 

Si a esta situación le sumamos padecer una pérdida de audición no tratada, es una mezcla explosiva cuya repercusión en nuestra salud mental es directa y negativa. Desde aislamiento, estrés o depresión, son solo algunos de los efectos secundarios científicamente demostrados que están relacionados con la pérdida de audición no tratada.

 

La pérdida auditiva puede suceder a cualquier edad. Es más, según los datos estadísticos aportados recientemente por la OMS muestran que el 30% de las pérdidas auditivas se detectan entre los 35 y los 44 años y el 26% entre los 25 y los 34 años. Otros factores pueden influir en la pérdida auditiva como pueden ser estar expuesto a ruidos fuertes, factores hereditarios, o enfermedades, entre otros.

 

Sin embargo, todos estos problemas relacionados con la falta de audición pueden tener una solución si son tratados a tiempo.

Según estudios independientes, el 97% de las personas que han empezado un tratamiento para la pérdida de audición, han mejorado su calidad de vida notablemente, ya que es un problema de salud bastante común en la población y que, en la mayoría de los casos, puede ser tratado prescribiendo la utilización de unos audífonos.

 

Los audífonos ayudan a mantener la atención más fácilmente para que las personas que la padecen se concentren con menos esfuerzo, puedan participar en actividades sociales y que no se vean abocadas al aislamiento social.

Por eso, en Auditec, gracias a la experiencia en el sector de la audición, recomendamos realizar revisiones periódicas y acudir a un especialista en el momento en el que se evidencia un problema de audición o pérdida auditiva para buscar el tratamiento adecuado.

Muchas de las personas que utilizan audífonos por primera vez notan cómo su energía mental ha aumentado y experimentan mejoras significativas en diversos aspectos de su vida. Éstas incluyen sus relaciones en el hogar, su capacidad para socializarse, y una sensación de independencia tanto en su vida social como laboral.

 

Más cerca de encontrar una cura para la sordera de nacimiento

Científicos americanos estudian cómo reparar el gen responsable de la sordera de nacimiento. Un hallazgo que abre la puerta a desarrollar terapias génicas que consigan curar la sordera.

 

Los implantes cocleares han supuesto un antes y un después en el tratamiento de la sordera. Estos pequeños aparatos han permitido oír a muchos niños sordos de nacimiento o a adultos que han perdido audición.

Pero la ciencia avanza a pasos de gigante y cada vez estamos más cerca de curar literalmente la sordera de nacimiento. ¿Cómo? Reparando los genes que la provocan. Suena a ciencia ficción pero científicos de la Universidad de Oregon en Estados Unidos están cerca de conseguirlo.

TERAPIA GÉNICA PARA CURAR LA SORDERA

La terapia génica, la reparación de genes defectuosos, es el futuro para el tratamiento de muchas enfermedades que a día de hoy son incurables.

El primer paso es dar con el gen en cuestión que abre la puerta a la curación de una patología u otra.

En el caso de la sordera de nacimiento, investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Oregon han encontrado una pieza clave del rompecabezas para desarrollar una terapia génica que permitiría oír a los sordos de nacimiento.

Se trata del gen responsable de una proteína del oído interno, la otoferlina.

  • Las mutaciones en la otoferlina están relacionadas con una pérdida auditiva congénita grave, un tipo común de sordera en la que los pacientes no pueden oír casi nada.

"La otoferlina es la encargada de codificar el sonido en las células ciliadas sensoriales del oído interno. Por eso pequeñas mutaciones en esta proteína dejan a las personas profundamente sordas", afirma Colin Johnson, profesor de la Universidad de Oregon y principal autor del estudio.

Pero la otoferlina no solo ayuda a codificar los sonidos, los investigadores han descubierto que también están involucradas en el desarrollo de las células ciliadas sensoriales.

 

¿UN FUTURO SIN SORDERA?

El equipo de Johnson ya sabía dónde estaba "el error" que provoca la sordera, en el gen responsable de la otoferlina. Ahora están buscando la forma de repararlo y van por buen camino.

Aquí entramos en un terreno complejo, el de la terapia génica:

  • El gen de la otoferlina es demasiado grande para empaquetarlo y poderse administrar mediante un fármaco, por lo que el equipo de Johnson está estudiando cómo conseguirlo.

De hecho, llevan años trabajando con la molécula otoferlina y cada vez están más cerca de lograrlo.

ALTERNATIVAS ACTUALES PARA LA SORDERA

La terapia génica que acabe con la sordera es ahora más ciencia y menos ficción, pero todavía no es una realidad.

A pesar de ello, a día de hoy hay opciones para compensar la pérdida auditiva que son eficaces: desde los audífonos hasta los implantes cocleares.

  • Sofisticados audífonos. Detrás de los audífonos actuales hay mucha tecnología. Están muy personalizados a la pérdida auditiva de cada persona, pueden conectarse por bluetooth al teléfono para recibir directamente la llamada al audífono...entre infinidad de posibilidades.
  • Implantes cocleares. Sin duda, los implantes cocleares han supuesto una auténtica revolución. Niños que nacen sordos son implantados al año de edad y pueden oír perfectamente, lo que les permite también aprender a hablar sin problemas.

Antes de esta tecnología, un sordo de nacimiento tenía dificultades en el habla toda la vida. Los implantes cocleares cada vez son más discretos y se investiga cómo lograr que sean totalmente implantables bajo la piel.

Fuente tve sabervivir